La unificación de los modelos de espín